Si se humillare mi pueblo

Si se humillare mi pueblo

» Si yo cerrare los cielos,para que no haya lluvia,y si mandare a la langostaque consuma la tierra,o si enviare pestilencia a mi pueblo;Si se humillare mi pueblo,sobre el cual mi nombre es invocado,y oraren,y buscaren mi,y se convirtieren de sus malos caminos;entonces yo oiré desde los cielos,yperdonaré sus pecados,y sanaré su tierra.Ahora estarán abiertos mis ojos,y atentos mis oídos,a la oración en este lugar:”Cr 7:13-15

2Cr 7:14y si mi pueblo, el pueblo que lleva mi nombre, se humilla, ora, me busca y deja su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré sus pecados y devolveré la prosperidad a su país.
2 Crónicas 7:14 es un texto bastante conocido por el pueblo cristiano, sin embargo, en lugar de ver que nuestra tierra esté sanando, lo que oímos es que se está corrompiendo más y más a tal grado que en lugar de ser una tierra que fluya leche y miel, es una tierra que produce y que bebe la sangre de cientos de personas. Esto nos confronta con la triste realidad de que la mayoría de los cristianos se han limitado a un conocimiento intelectual de la Palabra de Dios, pero están muy lejos de ser hacedores de la misma, en vez de tan sólo oidores, pues de no ser así, estaríamos diciendo que es Dios quien no cumple con su Palabra. Otra parte del cuerpo de Cristo se limita a decir:“nuestra tarea es orar, pues así lo dice la Escritura; además, nuestra lucha no es contra carne y sangre sino contra principados.“esto también suena correcto y de hecho así dice la Biblia, pero ¿es eso todo lo que dice? Leamos el texto completo:“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra…”
Veamos cada una de las condiciones que Dios pone a su pueblo para oír, perdonar y sanar… para oír, perdonar y sanar.
I.“Si se humillare”. El hecho que lo ponga como condición implica que su pueblo no está actuando en humildad, sino por el contrario, en altivez y orgullo. ¿Y de qué ? Muchos dicen: «Estamos en el mundo, pero no somos de él…» dando a entender que no sienten ninguna responsabilidad por lo que acontece en la tierra. Esa actitud de complacencia y egoísmo no refleja la compasión de Dios por su creación. Además la Biblia enseña que de Jehová es la tierra y su plenitud (Salmo 24:1). ¿Será la actitud de un cristiano humilde la de no hacer nada mientras la tierra de Jehová se corrompe más y más?

 «Salmo de David. Del SEÑOR es la tierra y todo lo que hay en ella; el mundo y los que en él habitan.»Psa 24:1

Mientras no nos duela el estado de nuestra tierra, mientras no reconozcamos que es nuestra responsabilidad, pues Dios nos puso como administradores suyos, mientras no reconozcamos que le daremos cuenta a El por la corrupción y las tinieblas que en ella hay, pues Dios nos puso por sal y luz de la tierra; mientras no nos miremos como el elemento de cambio que Dios nos dice que somos, no seremos un pueblo humilde sino que seguiremos siendo unos religiosos que decimos, pero no hacemos, y cuando venga el juicio de Dios no esperemos ser arrebatados para no tener que sufrirlo, pues la Biblia dice que el juicio de Dios comienza por su casa.

«Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo» (1 Pedro 5:6)

¡HUMILLEMONOS!
Muchas veces creemos que con decir“sea la voluntad de Dios”orando correctamente, pero esa oración pudiera ser incorrecta cuando rehusamos ponernos de acuerdo con la Biblia en lo que ya está definido en ella; por ejemplo, si un cristiano está pensando casarse con una incrédula y pide oración para que se haga la voluntad de Dios; eso es igual que asumir que la Biblia es de doble ánimo y no está segura de lo que dice; esa oración no la haría alguien que ya se humilló delante de Dios. De igual manera, al orar por los futuros dirigentes del país, la Biblia es clara que debemos pedir por hombres justos, temerosos de Dios, pues según sean los líderes así será el pueblo.

“Cuando los justos dominan el pueblo se alegra; más cuando domina el impío, el pueblo gime” (Pr.29:2).

Además, ¿cómo se puede orar por el futuro de la nación si se cree que el cristiano no tiene parte en ella? ¿Acaso no dice la Biblia que Cristo nos ha hecho para Dios un pueblo de reyes y sacerdotes? .

«e hizo de nosotros un reino y sacerdotes para su Dios y Padre, a El sea la gloria y el dominio por los siglos de los siglos.» Amén.Rev 1:6

Quizá Dios no sabe que hay que hacer separación entre la iglesia y el estado!. Mientras la iglesia no reconozca que si no tenemos líderes temerosos de Dios es porque ella no sabe pedir, aún más, no les permite tomar ésas funciones y seguiremos orando “venga tu reino y hágase tu voluntad” y entronando siervos de otro reino los cuales hacen la voluntad de su rey (Satanás).

¿Podemos oír el clamor de Dios?
“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos,perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”
(2 Crónicas 7:14)

Serviremos Al Señor

Serviremos Al Señor

Introducción
Todos los días tomamos decisiones. En algunas de ellas no necesitamos pensar mucho, o no tienen serias consecuencias. En cambio la decisión de servir a Dios no la debemos tomar a la ligera, porque tiene trascendencia eterna.

Josué 24:8 Yo os introduje en la tierra de los amorreos, que habitaban al otro lado del Jordán, los cuales pelearon contra vosotros; más yo los entregué en vuestras manos, y poseísteis su tierra, y los destruí de delante de vosotros.
24:14 Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre  vosotros los dioses a
los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová.
24:15 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros
padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi
casa serviremos a Jehová.
24:19 Entonces Josué dijo al pueblo: No podréis servir a Jehová, porque él es Dios santo, y Dios celoso; no sufrirá vuestras rebeliones y vuestros pecados.
24:20 Si dejareis a Jehová y sirviereis a dioses ajenos, él se volverá y os hará mal, y os consumirá, después que os ha hecho bien.
24:21 El pueblo entonces dijo a Josué: No, sino que a Jehová serviremos.
24:22 Y Josué respondió al pueblo: Vosotros sois testigos contra vosotros mismos, de que habéis elegido a Jehová para servirle. Y ellos respondieron: Testigos somos.
24:23 Quitad, pues, ahora los dioses ajenos que están entre vosotros, e inclinad vuestro corazón a Jehová Dios de Israel.
24:24 Y el pueblo respondió a Josué: A Jehová nuestro Dios serviremos, y a su voz obedeceremos.
24:25 Entonces Josué hizo pacto con el pueblo el mismo día, y les dio estatutos y leyes en Siquem.
2 Corintios 6:16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?
Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.
7:1 Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

Refieran la fidelidad de Dios, A. Recuerden su herencia, Josué 24:1-7
mi casa y yo te serviremos
Josué reunió a todas las tribus de Israel en Siquem, incluidos todos sus ancianos, príncipes, jueces, y oficiales, con el fin de renovar su pacto con Dios (Josué 24:1)
Desde los tiempos de Abraham, Dios había sido el guía, protector, y libertador de Israel, y ahora el pueblo necesitaba recordar la fidelidad que Él le había mostrado.
Para recordar al pueblo de Israel la fidelidad de Dios al traerlo a la Tierra Prometida, Josué habló brevemente de la forma en que el Señor había provisto para que su pueblo desde los tiempos de Abraham hasta su entrada en Canaán. A partir de su procedencia pagana cuando vivía más allá del Éufrates, Abraham había aprendido a confiar en Dios y seguirlo a territorios desconocidos (vv.2, 3).Dios lo llevó a Canaán, y le prometió que daría aquellas tierras a él y a sus descendientes .Sin embargo, antes de poseer la tierra, fueron a dar a Egipto (v.4).
Moisés y Aarón guiaron a los israelitas hasta sacarlos de la esclavitud egipcia (v.5).Dios luchó por su pueblo, y lo libró del ejercito del faraón (v.6).Después siguió estando con ellos durante los años que pasaron el desierto (v.7).
¿Cómo nos puede ayudar el conocimiento de la geografía del Oriente Medio antiguo a comprender la fidelidad de Dios?
Dios ha revelado a su pueblo su presencia por medio de la historia bíblica .Los israelitas podían recordar lugares y momentos determinados de los cuales Él había obrado a su favor .El conocer la forma en que Dios proveyó para los israelitas nos anima a confiarle nuestra vida (vea Romanos 15:4, Hebreos 11:8)
II. No sirvan a ningún ídolo, A. Tomen una decisión consciente, Josué 24:14,15
Había llegado el momento de tomar una decisión. Josué había recordado a Israel la fidelidad de Dios. Él lo había llevado a sus nuevas tierras. Había sido su guía y su proveedor. Así que Josué retó al pueblo al escoger a quien servir: si a los dioses que sus padres habían adorado en Mesopotamia (“al otro lado del río”, Josué 24:14) y en Egipto, a los dioses de los amorreos y de otros pueblos de la tierra de Canaán, o al Señor Dios de Israel (v.15)
¿Cuáles son los “dioses” que la gente adora en nuestra cultura contemporánea?
Según la cultura, esos falsos dioses podrían ser ídolos reales de madera, de barro o figurillas de metal, o podrían ser la búsqueda de riqueza, poder, o placer. El anhelo de Dios es que lo adoremos a Él, único Dios verdadero, porque sólo él puede realmente satisfacer los anhelos más profundos de nuestra alma.
III. Vivan como pueblo de Dios ,A. Manténganse leales al pacto con Dios Josué 24:22-27
Josué proclamó que el pueblo había jurado, teniéndose a sí mismo como testigo, que obedecería por completo a Dios (Josué 24:22).El pueblo ratificó su decisión de seguir al Señor. Una vez proclamada su lealtad al Señor, lo que correspondía era que desecharan sus dioses extraños y entregaran por completo el corazón a Él
(vv.23, 24).
Si el anhelo de nuestro corazón no forma el fundamento de nuestro andar con el Señor, nuestras palabras de compromiso con El son vacías, y nuestras acciones revelarán muy pronto que no nos hemos decidido a servirle de todo corazón. Nuestras palabras y acciones revelaran hasta qué punto nuestro corazón se halla rendido a Él (vea Mateo 15:18,19)
¿Qué “testigos” tienen los cristianos que los ayuden a recordar su compromiso de vivir como pueblo de Dios? Los cristianos también tienen “testigos” que les recuerden que deben vivir como pueblo de Dios. Uno de ellos es la Biblia (vea Hebreos 4:12).

POLICÍA PUESTO POR DIOS PARA SERVIRLE
En la ciudad de Birmingham, un policía se convirtió al cristianismo. Pero cuando desempeñaba su trabajo presenciaba tales cuadros de pecado y desgracia, que por un tiempo su esposa y él pidieron a Dios que les abriera la puerta de otro empleo. Oraron, pero no se recibió respuesta. Por fin, un día él dijo a su esposa: “Me parece que
hemos cometido un error: Hemos implorado que se me conceda cambiar de empleo, pero empiezo a creer que Dios me ha colocado como policía a propósito. Ahora voy a pedirle que me ayude a servir donde estoy”. Así principió su vida de magníficos servicios. Su influencia sobre los demás policías creció tanto que pronto lo nombraron director de detectives. Fue el instrumento que Dios usó para convertir a varios criminales. Dios le ha puesto a usted donde se encuentra ahora, porque sabe que allí es donde puede rendir el mejor servicio

Conclusiones
Dios Tiene derecho sobre nuestras vidas. Jesús murió por nuestros pecados a n de que nosotros pudiéramos vivir para El. La Biblia está llena de promesas que Dios nos ha hecho a los creyentes .Dios quiere que agradezcamos su bondad y llevemos la vida abundante con la que Él nos ha provisto. Para poder vivir una vida así necesitamos ser muy serios en cuanto a nuestra relación personal con El.
Piense en la forma en que la relación de Dios con su pueblo, tal como se describe en la Biblia, puede afectar nuestra vida. ¿De qué manera podemos sacar fuerzas del conocimiento de que Dios siempre ha estado ín9mamente ocupado en todas las cosas de aquellos que han invocado su nombre? ¿Seguimos de todo corazón los preceptos de Dios? ¿Es fuerte nuestro amor a
Él?
Esta semana analicemos nuestra relación con Dios y con nuestros semejantes. Pidámosle que
nos ayude a aumentar nuestra consagración a Él, nuestros intereses con los demás cris9anos,
y nuestra preocupación por las almas perdidas

CONSECUENCIAS DEL PECADO Y LA FIDELIDAD DE DIOS

CONSECUENCIAS DEL PECADO Y LA FIDELIDAD DE DIOS

Introducción
Haga la introducción al estudio de hoy con estas afirmaciones para que digan si están de acuerdo con ellas, o no:
1) Si oro leo la Biblia todos los días, nunca me podrán engañar.
2) Dios no les es fiel a quienes lo decepcionan. Comente las respuestas a estas afirmaciones.

Josué 9:3 Mas los moradores de Gabaón, cuando oyeron lo que Josué había hecho a Jericó y a Hai,
9:4 usaron de astucia; pues fueron y se fingieron embajadores, y tomaron sacos viejos sobre sus asnos, y cueros viejos de vino, rotos y remendados,
9:6 Y vinieron a Josué al campamento en Gilgal, y le dijeron a él y a los de Israel: Nosotros venimos de tierra muy lejana; haced, pues, ahora alianza con nosotros.
9:14 Y los hombres de Israel tomaron de las provisiones de ellos, y no consultaron a Jehová.
9:15 Y Josué hizo paz con ellos, y celebró con ellos alianza concediéndoles la vida; y también lo juraron los príncipes de la congregación.
9:16 Pasados tres días después que hicieron alianza con ellos, oyeron que eran sus vecinos, y que habitaban en medio de ellos.
9:18 Y no los mataron los hijos de Israel, por cuanto los príncipes de la congregación les habían jurado por
Jehová el Dios de Israel. Y toda la congregación murmuraba contra los príncipes.

Jueces 2:1 El ángel de Jehová subió de Gilgal a Boquim, y dijo: Yo os saqué de
Egipto, y os introduje en la tierra de la cual había jurado a vuestros padres, diciendo: No invalidaré jamás mi pacto con vosotros,
2:2 con tal que vosotros no hagáis pacto con los moradores de esta tierra, cuyos altares habéis de derribar; mas vosotros no habéis atendido a mi voz. ¿Por quéhabéis hecho esto?
2:3 Por tanto, yo también digo: No los echaré de delante de vosotros, sino que serán azotes para vuestros costados, y sus dioses os serán tropezadero.
Josue10:6 Entonces los moradores de Gabaón enviaron a decir a Josué al campamento en Gilgal: No niegues
ayuda a tus siervos; sube prontamente a nosotros para defendernos y ayudarnos; porque todos los reyes de los amorreos que habitan en las montañas se han unido contra nosotros.
10:7 Y subió Josué de Gilgal, él y todo el pueblo de guerra con él, y todos los hombres valientes.
10:8 Y Jehová dijo a Josué: No tengas temor de ellos; porque yo los he entregado en tu mano, y ninguno de ellos prevalecerá delante de ti.

La tentaci—n puede parecer inofensivo, pero conducir‡ al pecado, que no es inocua en absoluto. Si confesamos nuestros pecados, nos ser‡ perdonado (I Juan 1:9), pero eso no significa que vamos a escapar de todas las consecuencias de nuestros pecados.
25 de agosto de 2009


Cuando no se busca el consejo de Dios, A. La planificación del engaño Josué 9:1-6
La noticia de la caída de Jericó y de la destrucción de Hai había llegado hasta los reyes situados al occidente del río Jordán (Josué 9:1).Temerosos de que los israelitas los atacaran después a ellos ,estos líderes reunieron sus fuerzas para lanzar se a la guerra contra Israel (v.2).En contraste con esta alianza ,los gabaonitas procuraron sobrevivir mediante un engaño (vv.3-6.Su plan consistía en convencer a los israelitas de que ellos procedían de un país lejano ,y no de una región cercana .
Los gabaonitas cargaron sus asnos con sacos viejos y gastados, y cueros viejos de vino roto y resquebrajado. Se pusieron ropas y sandalias gastadas y como alimento llevaron pan seco y mohoso. Al presentarse así ante Josué y los hombres de Israel, tenían la esperanza de convencer a Josué de que hiciera con ellos un tratado de paz.
El mundo reacciona hoy ante las iglesias de una forma muy semejante a la manera en que reaccionaron las naciones de Canaán ante los israelitas .Hay quienes se alían para atacar abiertamente a la iglesia.
Otros prefieren la táctica del engaño .Sabiendo que los ataques llegarán ,los cristianos deben buscar en Dios la fortaleza necesaria para mantenerse firmes y la sabiduría que les permita rechazarlos, mi rando el ejemplo de Cristo en cuanto a la forma de tratar a sus atacantes (vea Pedro 2:20-23).
¿Qué pasos podemos dar para asegurarnos de buscar siempre el consejo de Dios?
Muchas veces lo que vemos en lo natural parece convincente .Nuestra lógica, nuestro buen sentido y nuestra inteligencia nos dicen que aquello que vemos y oímos tiene que ser cierto. Debemos recordar que Dios ha dispuesto otras formas de ayudar nos a saber que es realmente cierto. En su palabra adquirimos sabiduría y conocimiento. Allí aprendemos a seguir la dirección del Espíritu Santo .Dios nos dirige por el camino que debemos seguir si nosotros
dependemos de Él.
II. Las consecuencias de la falta de oración ,A. Un pacto con el enemigo Josué 9.16-27
La falta de oración se halla estrechamente enlazada con el hecho de no buscar el consejo de Dios. Ambas cosas deben ir juntas .La oración es esencial en la bús queda de Dios. Por medio de ella nos conectamos con él .Hablamos con El, y escuchamos las orientaciones que nos da por medio de su espíritu santo y de su pa
labra.
Tres días después de hacer el pacto de paz con los gabaonitas, los israelitas su pieron que eran vecinos (Josué
9:16).Cuando se acercaron a las ciudades gabaonitas, Josué y sus hombres no las atacaron, porque había jurado protegerlas (vv.17, 18)
Conscientes de que todo Israel estaba murmurando en su contra ,Josué y sus líderes llegaron a un acuerdo :dejarían
vivir a los gabaonitas ,pero les exigirían que sirvieran a la comunidad israelita como leñadores y aguadores (vv.18-
21).Entonces les informó que habían sido puestos bajo una maldición que los con vertía en esclavos que harían trabajos ser viles para la comunidad y para el tabernáculo (vv.22,23,27).Se ve clara la serie dad de la maldición que Josué impuso a los gabaonitas en la declaración que y hace la Biblia de que esa maldición duró “hasta hoy” (v.27)
¿Qué importancia tenían los juramentos y las maldiciones en el Antiguo Testamento?
El plan de Dios de que los Israelitas barrieran con los habitantes de la tierra había alcanzado a los gabaonitas (v.24) Ellos habían decidido que la única forma que tenían de salvar la vida era engañar a los israelitas para que hicieran un acuerdo con ellos. Después de haber admitido su engaño, se sometieron hacer cuanto Josué decidiera que era “bueno y recto” (v.25).
Puesto que el juramento había sido hecho en el nombre del Señor (v.19), Josué tenía la obligación de cumplir el pacto con los gabaonitas, aunque hubieran entrado en el bajo falsas suposiciones. Mantenían el juramento para honrar a Dios, en cuyo nombre se había hecho aquella promesa.
III. Dios se mantiene fiel,A. Dios alienta a su pueblo, Josué 10:6-8
Aunque Dios estaba enojado con su pueblo por su desobediencia, no lo abandonó. Se mantuvo fiel a él en su momento de necesidad. Después de su acuerdo con los gabaonitas, los israelitas tuvieron que defenderlos contra un ataque de sus enemigos, los amorreos (Josué 10:1-6)
Josué llevó al ejército israelita a Gabaón desde su campamento en Gilgal (v.7).El Señor lo exhortó a no temer a los amorreos ,señalándoles además que ya Él los había entregado en sus manos (v.8)
¿De qué manera ha sentido usted que el Señor lo animaba ante una situación difícil?
Muchas veces el Espíritu Santo nos dirige hacia unos pasajes determinados de las Escrituras que nos recuerdan que es Dios quien domina y gobierna lo que está sucediendo. El Señor también nos anima al darnos su paz cuando nosotros dirigimos hacia El nuestros pensamientos. También es posible que un ministro o un amigo cristiano nos diga unas palabras adecuadas a la situación.

APRENDIÓ BIEN DE SU BUENA MAESTRA
Cuando yo era capellán del ejercito atendí a un soldado moribundo, al cual yo conocía, y le pregunté si quería enviar a su madre algún mensaje conmigo. Me contestó: «Sí. Por favor dígale que muero con toda felicidad.» Le pregunté otra vez si quería algo más, y me dijo: «Si. Escriba usted, por favor, a mi maestra de la escuela dominical y dígale que muero como cristiano, fiel a Cristo; y que nunca olvidé las buenas enseñanzas que ella me dio.» Yo conocía a esa maestra; y le escribí. Pocas semanas después me contestó:»… ¡Que Dios me perdone!  ¡Que Dios me perdone! Pues hace un mes renuncié a mi cargo de maestra de escuela
dominical, porque yo pensaba que mi trabajo con esos niños no servía ni valía para nada… e impulsada por mi cobarde corazón, y por falta de fe, abandoné a mis alumnos… y ahora recibo la carta de usted en la que me dice que mi enseñanza fue un medio para ganar un alma para Cristo…¡Estoy decidida a trabajar otra vez en el nombre
de Cristo, y le seré fiel hasta el fin de mi vida!

Conclusiones
Piense esta semana en lo que puede hacer para tener mayor seguridad en el conocimiento de que Dios es siempre fiel con aquellos que lo buscan con fervor. Le podría ser útil dedicar más tiempo al estudio de la Biblia .También le puede ser de gran ayuda el esfuerzo de aprender de memoria uno o más pasajes de las Escrituras que traten de fidelidad de Dios en los momentos difíciles, y meditar en ellos. Dios los ama mucho .Los momentos difíciles de su vida no hacen que Él se aleje de usted. Dios ha comenzado una buena obra en usted; confíe en que El la terminará (Filipenses 1:6).

EL CRISTIANO Y LA PAZ

Introducción: Dicen los expertos que la persona por medio se pasa la quinta parte de su vida hablando. Las palabras de un solo día bastarían para llenar un libro de cincuenta páginas. En un solo año, nuestras palabras llenarían noventa y un libros, cada uno de ellos con un total de doscientas páginas.
Por eso no es de extrañar a veces nuestras palabras no acarren problemas. Atemperarlas no es tarea sencilla. No obstante, la palabra de Dios nos da una serie de principios que nos ayudarían a asegurarnos de que nuestras palabras lleven la paz, y no la destrucción, a nuestra relación con los de más.

3:1 Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación.
3:2 Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también
de refrenar todo el cuerpo.
3:3 He aquí nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos así todo
su cuerpo.
3:5 Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!
3:6 Y la lengua son un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.
3:7 Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la
naturaleza humana;
3:8 pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal.
3:9 Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios.
3:10 De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.
3:11 ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga?
3:12 Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce.
3:13 ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.
3:14 Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad;
3:15 porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica.
3:16 Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.
3:17 Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y
de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.
3:18 Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz 
Santiago 3:1 – 3,5 – 18

Reconozcamos el poder de la lengua, Poder para el bien, Santiago 3:1-4

Luchadores

29 de julio


La epístola de Santiago es conocida como una de las cartas universales, porque no iba dirigida a una sola iglesia en particular, si no que circulo entre los cristianos judíos que Vivían fuera de palestina para animarles y ayudarlos a enfrentar a los errores que se les estaban enseñando. Como tal la epístola trata una serie de asuntos importantes que tienen que ver con los cristianos. En ningún otro lugar es esto más evidente que en estos versículos. La posibilidad de que hubiera quienes tuvieran un afán impropio por ocupar posiciones y tener poder era un verdadero problema en la iglesia del siglo primero. Es posible que algunos creyentes pensaran que lo habían obtenido por su posición de maestros.
Las palabras de Santiago recuerdan a los creyentes que enseñar constituye una gran responsabilidad, y que por ello no se debe tomar a la ligera (Santiago 3:1)
¿Por qué la enseñanza es una seria responsabilidad?
La función del que enseña gira al rededor del uso de palabras. Si esas palabras son dichas propiamente y tienen sus raíces en la verdad de las escrituras, tendrán el poder necesario para guiar a los demás a profundizar más en esa verdad. No obstante, por lo fácil que es hacer mal uso de ellas, la palabra también representa un gran reto. Santiago insiste en que la lengua es la parte del cuerpo más difícil de refrenar. Por eso la persona que aspiré a usar palabras en una tarea tan importante como la de enseñar, debe estar preparada para soportar el juicio más severo que acompaña a dicho oficio (v. 1).
Moderemos lo que decimos, Confié en Dios, Santiago 3:7,8
Santiago pasa a mencionar la naturaleza perversa y salvaje de las palabras. Desde el comienzo de la Creación, Dios capacito al hombre para que someta a la criatura de la tierra (Santiago 3:7). Sin embargo, no hemos sido capaces de domesticar nuestras propias palabras (v. 8)
¿Significa esto que no es posible controlar lo que hablamos? Explique su respuesta
Solo puede someter nuestra lengua a su dominio; nosotros carecemos del poder necesario para hacerlo.  Por eso, debemos confiar en Dios.
Usemos la sabiduría que viene de Dios, La sabiduría del mundo, Santiago 3:13—16
El hecho de ser hijos de Dios es algo que cambia nuestros valores y nuestras motivaciones. Las cosas que una vez consideramos sabias, se vuelven necedades, y viceversa.
Santiago destaca un aspecto de esto en el capítulo 3, en lo que se aplica a nuestra relación con los
demás. Comienza con una descripción de la sabiduría terrenal.

TRANQUILO ESPERANDO SU MUERTE
En 1555 Nicholás Ridley fue quemado vivo debido a su testimonio de Cristo. La noche anterior a su ejecución, su hermano ofreció quedarse con él en la prisión para serle de asistencia y consuelo. Nicholás rechazó su oferta y recalcó que él se iba ir a la cama y dormir tan tranquilamente como siempre lo había hecho en su vida. Porque conocía la paz de Dios, él podía descansar en la fortaleza de los brazos eternos de su Señor para satisfacer su necesidad.

conclusión: La lengua tiene un poder increíble; sobre todo en el caso del cristiano, con nuestras palabras podemos llevar la paz de Dios a la peor de las situaciones, y mostrar que estamos en paz en medio de la tormenta más feroz. También por medio de nuestras palabras podemos expresar actitudes que tienen muy poca semejanza con la fe que decimos haber abrazado. Cuando se enfrenta en esta semana a sus desafíos y frustraciones, piense en sus palabras antes de pronunciarlas.
¿Son las palabras propias? Pida a Dios la sabiduría y fortaleza necesaria para hablar solo a aquellos que lo glorifiquen a él y que edifique al
prójimo

EL CRISTIANO Y LA MISERICORDIA

Introducción: ¿Qué tienen en común estas tres cosas: ¿un auto, una bicicleta y una cortadora de césped?
Entre las respuestas posibles a esta pregunta, una de ellas sería que todas tienen una función útil, pero solo cuando están en movimiento. De lo contrario, solo estorban u ocupan espacio donde las guardamos.
Así también Dios espera que pongamos en acción nuestro cristianismo. La verdadera fe se ve en algo que va más allá de lo que creemos, o aun de lo que decimos. Comprende la expresión del amor y la misericordia de Dios en las relaciones con los demás. El estudio de hoy examina como los cristianos pueden vivir su fe todos los días.
La misericordia es la disposición a compadecerse de los sufrimientos y miserias ajenas. Se mani esta en amabilidad, asistencia al necesitado, especialmente en el perdón y la reconciliación

Jas 2:1  Hermanos míos,  que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas.
Jas 2:2  Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida,  y también entra un pobre con vestido andrajoso,
Jas 2:3  y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís:  Siéntate tú aquí en buen lugar;  y decís al pobre:  Estate tú allí en pie,  o siéntate aquí bajo mi estrado;
Jas 2:4  ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos,  y venís a ser jueces con malos pensamientos?
Jas 2:5  Hermanos míos amados,  oíd:  ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo,  para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?
Jas 2:6  Pero vosotros habéis afrentado al pobre.  ¿No os oprimen los ricos,  y no son ellos los mismos que os arrastran a los tribunales?
Jas 2:7  ¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros?
Jas 2:8  Si en verdad cumplís la ley real,  conforme a la Escritura:  Amarás a tu prójimo como a ti mismo,  bien hacéis;
Jas 2:9  pero si hacéis acepción de personas,  cometéis pecado,  y quedáis convictos por la ley como transgresores.
Jas 2:10  Porque cualquiera que guardare toda la ley,  pero ofendiere en un punto,  se hace culpable de todos.
igualdadNo muestre favoritismo ;Respete por igual a todos Santiago 2:1—4

El capítulo 2 de Santiago comienza con un llamado explícito a los cristianos para que no muestren favoritismo. La construcción gramatical de su afirmación en el versículo 1 indica que esto ya se había convertido en un problema, y que era necesario detenerlo. Una práctica así no está de acuerdo con lo que significa ser cristiano.
¿Por qué cree usted que los cristianos se podrían sentir tentados a favorecer a la gente rica y exitosa, y a faltar el respeto a los pobres?
Tal vez esperamos que nuestra relación con personas ricas nos beneficie de alguna manera. En cambio las personas pobres parecen ofrecer poca posibilidad de beneficio palpable.
Cumpla la ley real ;El favoritismo viola las leyes de Dios En ese caso, ¿Cuál debe ser el principio que guie nuestra manera de interactuar con las demás personas?
Tanto los ricos como los pobres necesitan la misericordia, el perdón y la salvación de Dios. Esto quiere decir que los debemos amar sin que no importe lo que tengan, lo que hagan o aun los valores que sostengan. Este amor debe ser sincero y piadoso, y no se debe basar en lo que ellos puedan hacer por nosotros
IGUALDAD ANTE DIOS
Se dice que en una ocasión el Duque de Wellington se disponía a participar de la cena del Señor, y se arrodilló. En esos momentos un labriego hizo lo mismo junto al gran personaje. Entonces un diácono, de los encargados de distribuir los elementos de la Cena, se acercó al labriego y le dijo que se alejara del Duque; pero éste al darse cuenta de tal orden, puso uno de sus brazos en un hombro del campesino y le dijo con voz
suave: «hermano, permanezca donde está, pues somos iguales en la mesa del Señor»

Conclusión: Es la parte de la naturaleza humana el que nos sintamos atraídos hacia algunas personas, al mismo tiempo que tendremos a desdeñar o pasar por alto a otras. Por lo general nuestras intenciones son buenas. Talvez nos preocupemos tanto por alcanzar a un compañero de trabajo al que le hemos está testificando durante todo el año, que olvidemos a la madre soltera que halla en la oficina de al lado, que está sufriendo y necesita aliento o ayuda.
Dios nos ha llamado a poner en acción su amor hacia todas las personas, tanto aquellas con las que nos agrada estar, como aquellas con las que no nos agrada estar. Dedique un tiempo a explorar su propia vida durante esta semana ¿tiene usted tendencia a alejar de su lado a una
persona determinada, o a algún grupo de personas? Tome la decisión de tratar a todos con unas palabras amables y una actitud afectuosa.

La Verdad Sobre El Halloween

Halloween (contracción de All Hallows’ Eve, ‘Noche de Todos los Santos’), también conocido como Noche de Brujas o Noche de Difuntos, es una fiesta de Captura de pantalla (81)origen celta que se celebra principalmente en los Estados Unidos, Canadá, Irlanda, el Reino Unido y en países no anglosajones como México y Colombia en la noche del 31 de octubre. Tiene origen en la festividad celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de Todos los Santos. En gran parte, es una celebración secular aunque algunos consideran que posee un trasfondo religioso. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa de 1840.1
Deu 18:10 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero,
Deu 18:11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.
Deu 18:12 Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.
Deu 18:10 Que nadie de ustedes ofrezca en sacrificio a su hijo haciéndolo pasar por el fuego, ni practique la adivinación, ni pretenda predecir el futuro, ni se dedique a la hechicería
Deu 18:11 ni a los encantamientos, ni consulte a los adivinos y a los que invocan a los espíritus, ni consulte a los muertos.
Deu 18:12 Porque al Señor le repugnan los que hacen estas cosas. Y si el Señor su Dios arroja de la presencia de  ustedes a estas naciones, es precisamente porque tienen esas horribles costumbres.
Es un festival en el que se dice que ocurrían las siguientes actividades: se practicaba la adivinación; hadas, brujas y duendes atormentaban a las personas en el campo y los Druidas demandaban contribuciones de comida.
La celebración de Samhai continuó y en 834 D.C., el Papa Gregorio IV instituyó el día de todos los santos o de las brujas como una fiesta cristiana, esperando así eliminar El Samhai, lo cual no sucedió, y durante la reforma, el día de todos los santos fue rechazado por el protestantismo. A pesar de los muchos intentos por parte de la iglesia de destruir estas prácticas paganas aún todavía han sobrevivido.
Aunque en la actualidad muchas personas se resisten a aceptar que la brujería todavía existe, la misma esta en vigencia. ¿Superstición?, ¿Superchería?, ¿Creencias místicas que nos llevan a la Edad Media?, ¿Juegos de niños que se celebran el 31 de octubre?. El hombre moderno cree en los demonios y espíritus de maldad, sin embargo debemos entender que en el Universo (mundo invisible) existen dos fuentes de conocimiento, y el hecho de que usted lo acepte o no, no altera esta realidad. En este caso, el peor enemigo del hombre es «LA IGNORANCIA» y Satanás quiere que ignoremos sus maquinaciones y éstas se pueden vencer por medio de conocimiento, por esta razón hemos preparado dicho material para que el creyente conozca en qué terreno se está involucrando, en esta celebración.
«Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento» Oseas 4:6.
«Para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones» 2ª Corintios 2:11.
¿QUÉ REFERENCIA NOS DA LA PALABRA DE DIOS ACERCA DE LOS DISFRACES?

A. Bíblicamente el disfraz tiene connotaciones satánicas: 
* 1ª Samuel 28:8 – Saúl se disfrazó.
* 2ª Corintios 11:14 – Satanás se disfraza como ángel de luz.
* 1ª Reyes 14:1-2 – La mujer de Jeroboam.
* 1ª Reyes 20:38 – Un profeta también se disfrazó para sentenciar a Acab.
* 1ª Reyes 22:30 – Acab murió disfrazado.
* 2ª Crónicas 35:22 – Josías murió disfrazado.

  1. Dios no nos llama a disfrazarnos sino a vestirnos.
    1. La desnudez es símbolo de pecado.
    2. La solución humana es temporal.
    3. Dios viste a Adán y Eva con pieles, el sacrificio de una víctima inocente.
    4. Dios nos ofrece cinco vestidos.
    a) El ketoneh es una túnica blanca de lino finísimo.
    b) El vestido del sacerdote.
    c) El vestido del rey.
    d) El vestido de guerra.
    e) El vestido de bodas.

La pregunta sigue estando equivocada: «¿Qué tiene de malo?» No es un asunto cultural, es un problema espiritual.
SIETE RAZONES PARA NO CELEBRAR EL HALLOWEEN

  1. NO es una actividad cristiana.
    Ninguna iglesia de denominación cristiana celebra esta fecha. Ni católicos, ni evangélicos, celebramos y nunca celebraremos una noche dedicada a la exaltación de la brujería en ninguna de sus formas.
  2. Va contra las enseñanzas de Jesús. Jesús está en contra de la brujería en todas sus formas: espiritismo, hechicería, adivinación, lectura de cartas, horóscopos, astrología y tantas máscaras con que se encubre la maldad. Estas han sido declaradas enemigas de la Palabra de Dios desde tiempos muy remotos y van contra todas las enseñanzas de nuestro Señor, quien dice claramente que «el que no está conmigo está contra mí». Hay innumerables referencias bíblicas donde se condena el uso de toda estas clases de mal.
  3. NO es una tradición costarricense. Como ocurre siempre que se importan actos culturales diferentes a los nuestros, el verdadero significado queda relegado Captura de pantalla (82)a una simple imitación. Jamás se ha celebrado como parte de nuestra cultura e idiosincracia costarricenses una noche dedicada a las brujas.
  4. Sirve para rendir culto a satanás. Aunque en apariencia es una actividad recreativa y muy llamativa, sobre todo para los niños, su verdadero significado sigue oculto a nuestros ojos. En muchos países, incluyendo el nuestro, los grupos satánicos usan esa noche para un «culto» especial dedicado a satanás y en muchos países alrededor del mundo, se hacen sacrificios humanos, sobre todo de niños que han sido secuestrados de sus hogares y que son ofrecidos como víctimas inocentes en una noche de lujuria, drogas, alcohol y toda clase de desenfrenos, en las llamadas «misas negras».
  5. Se opone al primer mandamiento. Este tipo de actividades, ni exalta el nombre de Jesús, ni tiene nada que ver con su Padre Celestial y mucho menos con el Santo Espíritu del Dios Altísimo. Por lo tanto, va en contraposición al primer mandamiento de amar a Dios con toda nuestra alma, nuestra mente, nuestro corazón, con todas nuestras fuerzas, en fin con todo nuestro ser.
  6. Participar es olvidarse de Dios. Participar quiere decir «ser parte de»: si usted participa está siendo parte de esta tremenda responsabilidad espiritual: No sólo se está alejando u olvidando de la adoración al Dios Eterno e Inmortal, sino que está siendo parte de una actividad que glorifica a las brujas y a su padre satanás.
  7. Contamina y esclaviza a nuestros niños. No hay magia blanca y magia negra, no hay brujas buenas y brujas malas. Toda la actividad demoníaca se disfraza y se oculta para ganar adeptos y así muchas veces «vestimos» a nuestros niñitos como «brujitas» y «diablitos». Jesús dijo: «Dejad que los niños vengan a mí y NO SE LO IMPIDÁIS, porque de los tales es el Reino de los Cielos». ¿Llevaría usted a sus niños disfrazados ante Jesús y los podría presentar libremente y con su conciencia tranquila? Jesús necesita a sus niños libres de toda clase de máscaras y limpios de toda contaminación.